Local

Aprueba cabildo Plan de Austeridad de Gasto Público

Esta tarde fue aprobado en cabildo el punto de acuerdo que presentó la presidenta Yulenny Cortés León correspondiente al Proyecto de Plan de Austeridad del Gasto Público Municipal de Villa de Álvarez, con el cual se busca cumplir con el objetivo del ajuste del gasto corriente para el ejercicio fiscal 2016.

El Plan establece que el servicio de telefonía celular se limitará exclusivamente a la Presidencia Municipal y Secretaría del Ayuntamiento, se fijará un mínimo de litros de gasolina mensual por unidad, así como eliminar el pago de facturas y notas de consumo de restaurantes.

Se racionalizará el gasto en Comunicación Social, eventos especiales, papelería, cafetería y viáticos, además de reducir el gasto de impresión y cualquier publicación promoviendo y utilizando los medios digitales.

Queda prohibida la adquisición de vehículos de lujo, así como su designación para   uso personal y exclusivo de un funcionario público y todo aquél funcionario que desempeñe labor administrativa no tendrán unidad móvil asignada.

Los servidores públicos de nivel operativo y mando medio, deberán registrar su entrada y salida a labor en un horario de 8:30 de la mañana a 16:00 horas de lunes a viernes, excluyendo de esta medida al personal de Seguridad Pública, Vialidad, Protección Civil y Servicios Públicos.

Se eliminará la contratación de personal eventual en áreas no sustantivas para la prestación de servicios, además de que la Oficialía Mayor en coordinación con la Tesorería propondrá un tabulador que estandarice los sueldos de los mandos medios y superiores.

De igual forma, se implementará una evaluación de desempeño de unidades, áreas y direcciones generales por parte de la Dirección de Planeación y Contraloría.

Además de destacar una campaña de ahorro de energía en todas las dependencias municipales, junto con una de reutilización y recicle de materiales de oficina.

Se expuso que el plan plasma los criterios de austeridad, transparencia, disciplina presupuestal y racionalidad, teniendo como objetivo el uso eficiente y eficaz de los recursos públicos.

A pesar de que se aplicó un criterio de racionalidad y prudencia en el presupuesto de egresos 2016 para evitar el desfasamiento del gasto en relación con los ingresos, la alcaldesa presentó dicho plan asegurando que las familias villalvarenses merecen una administración a la altura de sus expectativas, sin derroche del dinero público y cumpliendo con los servicios.

Comentarios

comentarios

Arriba