Opiniones

#BitácoraReporteril: Como en una película de terror

Siempre he creído que atrás de la aparente fatalidad y el azar aciago de las víctimas de la delincuencia hay una lógica –si se quiere oculta–que guía el engranaje de esa terrible maquinaria que es el crimen organizado, causante de la violencia delincuencial y que es ahora, por mucho, el principal flagelo de la sociedad. Es decir: el crimen no actúa con la aleatoria indiferencia con la que caería un rayo, sino que es producto de una acción concertada y bien deliberada.

Exceptuando a los que la autoridad denomina eufemísticamente como víctimas colaterales (el joven Alexis, muerto a balazos en el mercado Obregón, es uno de ellos), la violencia del narcotráfico o del crimen organizado parece actuar con cierta discrecionalidad que debe ser objeto de una meticulosa investigación. No se trata, por su puesto, de criminalizar a las víctimas de la violencia, sino de investigar y no dejar impune este tipo de casos.

En ese mismo tenor, las recientes desapariciones de funcionarios de los municipios de Tecomán y Villa de Álvarez, así como de jóvenes y una niña preocupan y generan una fuerte incertidumbre en la sociedad, pues no se alcanza a dilucidar la razón de estas desapariciones, al menos que se trate de una ola de secuestros o que hayan sido coptados por algún grupo delincuencial.

Sin embargo, más allá de la especulación, la autoridad debe actuar contundentemente ante las desapariciones de estas personas y los casos anteriores, pues sólo en Colima, de acuerdo a datos oficiales de la Secretaría de Gobernación, hay más de 200 personas que están sin localizar. Es decir, personas que simplemente un día desaparecieron.

No obstante, las personas no desaparecen, así como así. Hay que superponer, a eso, la investigación y el trabajo coordinado de las instancias de seguridad. No estamos en una película sobrenatural de Steven King para sobrellevar esta problemática como si tratase de un designo inexorable. No podemos vivir en una película de terror.

Dos puntos

El procurador del estado Guadalupe Franco Escobar se reunió con familiares de algunos desaparecidos esta semana y la pasada. Es plausible que el principal responsable de encabezar las investigaciones tenga esta sensibilidad, pero es necesario también que haya un resultado y que dé con el paradero de estas personas que se encuentran sin localizar desde principios de este mes.

Comentarios

comentarios

Arriba