Local

Concierto navideño de los Niños Cantores en explanada de la UdeC

Para cumplir el compromiso institucional con el Plan Nacional de Desarrollo, la Universidad de Colima, en el marco de la Reforma Integral de Educación Media Superior (RIEMS), incorporó a once de sus planteles al Sistema Nacional de Bachillerato (SNB) y cuatro más cumplieron los requisitos que establece el Consejo para la Evaluación de la Educación del Tipo Medio Superior, para poder ingresar a dicho Sistema.

Este esfuerzo, de lograr que el 44 por ciento de los bachilleratos estén reconocidos dentro del SNB, es una muestra, dijo el Rector José Eduardo Hernández Nava al rendir su Tercer Informe de Labores al frente de la Universidad de Colima, “del gran compromiso que nuestra casa de estudios tienen con la calidad educativa”.

Durante su mensaje ante el pleno del Consejo Universitario, rendido el pasado 15 de diciembre en el Teatro Universitario, Hernández Nava informó que la UdeC cuenta con una oferta educativa de 111 programas distribuidos en 64 planteles, que atienden a 27 mil cinco estudiantes, de los cuales, poco más de la mitad cursa el bachillerato y el resto se ubica en educación superior.

En licenciatura, agregó, 54 programas están certificados, ya sea a través de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior o por organismos reconocidos por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior. Esto es, dijo el Rector, “nueve de cada diez programas educativos de licenciatura son reconocidos por su calidad, mismos que atienden al 95 por ciento de la matrícula escolar”.

En esta búsqueda de la calidad, agregó, la institución avanzó en la implementación del Modelo Educativo de la Universidad, lo que permitió la creación o actualización de 25 planes y programas de estudio.

Este Modelo se caracteriza básicamente por su enfoque humanista, una perspectiva centrada en el aprendizaje, por tener planes de estudio flexibles y un esquema de gestión socialmente responsable.

La idea con este modelo es generar un cambio de forma y fondo, al transitar de una estructura educativa tradicional a otra innovadora, que contribuya a una mejor formación académica en los jóvenes, pero que también fomente la creación, aplicación, preservación y la difusión del conocimiento científico y la cultura.

En este sentido, la ANUIES (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior) y la Suprema Corte de Justicia de la Nación otorgaron a la Facultad de Derecho de la UdeC el “Distintivo Vanguardia”, en virtud de sus esfuerzos por adecuar el plan de estudios de este plantel al nuevo sistema de justicia penal.

Estos resultados, dijo el rector, “confirman que la Universidad de Colima es una institución sólida en el estado, que atiende a la mitad de los jóvenes de educación media superior y superior de la entidad y que es líder indiscutible en materia de programas educativos reconocidos por su calidad”.

Comentarios

comentarios

Arriba