Opiniones

Fomentarán el juego y las apuestas en desfile de Colima

 

Por: Edgar Torres Velázquez (@edgartove)

La de arriba podría ser un titular de una nota escrita por mal pensados. Mal pensados por creer que el hecho de que el tema del Carnaval 2016 sea “Vive Las Vegas”, en automático quiera decir: “vivan las apuestas, viva el juego, viva la prostitución”, pero es una cosa muy alejada de la realidad, pues ¿a quién se le ocurriría usar como factor de unidad familiar -que es lo que busca el carnaval de Colima- una actividad legal solamente para adultos y que no se permite a menores?

El hecho de que Las Vegas nos traiga a la mente las apuestas y el juego en general, no significa que se pensara en fomentar eso en el Carnaval, claro que no, sino más bien la alegría y colorido de los shows internacionales de Las Vegas que, aunque en su mayoría son para un público adulto, nadie le quita el colorido y la alegría que seguramente fomentará el desfile, digo, la creatividad será la reina al intentar reflejar la alegría de Las Vegas sin involucrar las cartas, los dados, las máquinas tragamonedas, las bebidas, etc. que son actividades legales sólo para los adultos.

Ni que por un desfile se fuera a desatar una epidemia de ludopatía, ni que fuera dengue, digo, si hiciéramos un carnaval que tuviera como tema a Comala no significa que los chavitos, el día de mañana, se convertirás en adictos al pan y al café o a tomarle fotos al volcán como Tapiro.

Seríamos exagerados en pensar que las familias de Colima se volverían obesas si hiciéramos un carnaval sobre los platillos típicos de Colima o que el día de mañana, cuando sean adultos, no quieran salir de los balnearios si el tema fueran las bellezas naturales de Colima. ¡Qué mal pensados! ¡Solo es un desfile hombre!

Al final de cuentas los menores que participen están protegidos, pues las leyes sólo permiten el acceso a los centros de juego a los mayores de edad, que tienen ya capacidad para decidir si invierten una parte pequeña de su quincena en divertirse en estos juegos que son totalmente legales y avalados por la ley.

El detalle es si los papás sabrán explicarle a sus hijos cuándo podrán llevarlos a Las Vegas a ver con ojos propios tan impactante colorido o si se lo catafixian por viva Disneyland que terminaría siendo igual de sano, al final de cuentas de que se van los dólares se van, o eso me han contado.

Por lo pronto, paciencia señores conductores en las vialidades por donde cruzará el desfile y mucho ánimo señora que le tocó confeccionar el traje de su hijo y no tiene ni idea de cómo se visten en las Vegas, prepare la cámara y sonría.

Comentarios

comentarios

Arriba