Nacional

Gustavo Castro desmiente que la SRE gestionara su repatriación desde Honduras

En días pasados la cancillería emitió un comunicado en el que aseguró que gracias a sus gestiones, el activista mexicano pudo ser repatriado a México en el marco del Tratado de Asistencia Jurídica Mutua vigente entre ambos países.

El activista mexicano Gustavo Castro, desmintió a la secretaría de Relaciones Exteriores que encabeza, Claudia Ruiz Massieu, sobre sus supuestas gestiones para que pudiera ser repatriado a México tras permanecer 30 días retenido en Honduras como testigo por el homicidio de Berta Cáceres.

En días pasados la cancillería emitió un comunicado en el que aseguró que gracias a sus gestiones, Castro pudo ser repatriado a México en el marco del Tratado de Asistencia Jurídica Mutua vigente entre ambos países.

En conferencia de prensa, el integrante de la organización Otros Mundos, hizo un extrañamiento por la falta de presión de parte de las autoridades mexicanas esto a pesar de que sabían que corría peligro al permanecer retenido de manera “ilegal y arbitraria” en el país centroamericano luego de presenciar el asesinato de la activista.

Insert-“ Extraño que ante la evidente falta de aplicación de las leyes de Honduras en mi caso y las irregularidades, extraño que el gobierno mexicano acá no haya actuado antes, que se hubiera esperado tanto tiempo habiendo marcos, habiendo mecanismos, formas de hacerlo y que eso solamente prolongaba los días de una estancia que para mí era como una tortura psicológica”, expuso Castro.

Acompañado por sus abogados e integrantes de otras organizaciones civiles que lo respaldan, narró que ante la falta de presión por parte de las autoridades mexicanas, inició la incertidumbre por no saber para qué había sido retenido y en qué condiciones estaría, por lo que tuvieron que darlo por muerto.

No obstante, reconoció a la embajada de México en Honduras bajo a tutela de Dolores Jiménez, que realizaron, dijo, una buena actuación de protección garantizando, en todo momento, su seguridad e integridad.

A su vez, Gustavo Lozano, uno de sus abogados, afirmó que la cancillería actuó de forma negligente para acelerar el proceso de repatriación del activista, ya que eran innecesarios los 30 días que tuvo que esperar Castro para volver a México.

Además, afirmaron que la aplicación del Tratado se dio gracias a la presión de las ong´s ya que los funcionarios de Relaciones Exteriores ni siquiera sabían que existía ese mecanismo.

Por último, al ser cuestionado sobre su situación jurídica , dijo que sigue siendo “testigo”, y confió en que las autoridades hondureñas no lo requieran nuevamente ya que sería “absurdo” dado la situación de inseguridad.

Comentarios

comentarios

Arriba