Internacional

‘Irma’ se degrada a categoría 1 en Florida

El huracán Irma se degradó este lunes a categoría 1 al norte de Tampa, mientras seguía azotando la costa oeste de Florida dejando calles inundadas, 3.3 millones de familias y negocios sin energía y arrancando árboles de cuajo.

Los daños todavía estaban por ser evaluados en Los Cayos y Marco Island, las dos zonas donde tocó tierra el fenómeno con vientos superiores a los 200 kilómetros por hora.

En Naples, en la costa oeste se reportaban severas inundaciones y daños en algunos techos de casas.

Josh Morgerman, un cazador de huracanes situado en esa ciudad dijo a la prensa que experimentó “violentos y destructivos vientos”, mientras “restos de escombros volaban”.

Los condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach, en la costa este, los más poblados del estado con unos seis millones de habitantes, respiraban en primera instancia al no sufrir los daños estructurales masivos que se temían.

En Miami los residentes sentían alivio y es que Irma había sido descrita por muchos como “un monstruo” capaz de destruir ciudades.

El alcalde de Miami Beach, Philip Levine, lo describió en la víspera como un “huracán nuclear”, al resaltar que pasó con vientos sostenidos de más de 270 kilómetros por hora.

Son pocas las edificaciones que pueden mantenerse ante este tipo de poder de destrucción y las proyecciones iniciales colocaban el paso de Irma directamente sobre Miami, antes de comenzar a desviarse al otro lado de la costa de Florida.

Miami lucía los estragos del paso de la tormenta con escombros, ramas y árboles en las calles, algunos techos arrancados, tres grúas de construcción derribadas y cientos de miles sin electricidad.

El sistema que se esperaba que se debilitará a tormenta tropical, debía seguir luego hacia la zona del Panhandle, el este de Alabama, parte de Georgia y el sur de Carolina del Sur.

El presidente Donald Trump declaró el domingo a Florida como una zona de desastre “mayor” para ayudar a la recuperación y adelantó que la visitaría.

Cerca de 6.5 millones de personas, casi un tercio de la población del estado, fueron ordenados a evacuar, dijo el gobernador Rick Scott.

Comentarios

comentarios

Arriba