Vida y Estilo

Los 10 fetiches sexuales más extraños del mundo

Aunque cada vez estamos más abiertos hacia temas de sexo, siempre hay ciertos detalles de los demás que mejor no queremos saber. No es que sea negativo pero tanto en lo público como en lo privado, en gustos se rompen géneros.

Todos tenemos situaciones específicas que nos prenden más que otras, a veces tiene que ver con la ropa o con objetos, con posiciones o partes del cuerpo específicas. Pueden ser parafilias o fetiches, algunos son muy comunes pero otros no lo son tanto, aquí te explicamos 10 de los más extraños.
Hibristofilia o amor criminal

Sobre todo ocurre en las mujeres, quienes se sienten atraídas por criminales sin importar las atrocidades que cometieron. De acuerdo con especialistas, esta parafilia suele ocurrir cuando el criminal es atractivo y su imagen se difunde en los medios al grado de volverse “famoso”. Aunque también puede ser cuando a alguien le gustan los maleantes.

Claustrofilia o amor entre cuatro paredes

No se debe confundir con la claustrofobia o el miedo a los espacios cerrados. En el terreno sexual, esta filia tiene que ver con una persona que se excita en espacios pequeños en extremo, como en los baños. No por nada existe esa fantasía de hacerlo en el baño de un avión.

Hematofilia o hematolagnia: amor por lo vampiresco

Esta parafilia ha sido alimentada en los últimos años por series o cintas como Twilight. Tiene que ver con involucrar, usar o hasta beber sangre durante el sexo, aunque no necesariamente tienes que llegar hasta esto último, con que te excite la sangre es suficiente.

Agalmatofilia o me enamoré de un maniquí

Como aquella película de los ochenta donde un hombre se enamora de un maniquí que luego cobraba vida, así hay una parafilia que viven algunas personas que sienten atracción sexual y sentimental hacia estatuas, muñecas o maniquíes.

Ursusagalamatofilia o amor por el peluche

¿Te gustaría ver a tu pareja disfrazada de un animal y cuyo traje sea de peluche? Pues hay mucha gente que sí, a la que le gusta atribuir cualidades humanas a los animales y en Japón existe un Anime basado en este placer.

Salirofilia o sexo “sucio”, literal

Así como hay quien se arregla y se baña, se pone sus mejores lociones y perfumes para tener sexo hay quien a la hora de la hora le gusta ensuciarse y ensuciar, despeinarse. Aunque no lo creas estas cosas le excitan a algunas personas.

Autoandrofilia o yo quiero ser el hombre

En esta filia, la mujer se excita por vestirse como hombre o incluso actuar como el hombre durante el sexo, esto puede darse tanto en mujeres hetero como homosexuales.

Acrotomofilia o amor por las amputaciones y aparatos ortopédicos

Como en aquella película noventera Crash, de David Cronenberg, en esta parafilia se siente placer y atracción por alguien a la que le falta una extremidad o tiene alguna discapacidad.

Infantilismo parafílico

Son personas cuyo fetiche son los pañales y actuar como bebés. Es más común en hombres, que les gusta recordar la infancia, la libertad y por qué no, a su mamá.

Odaxelagnia o muérdeme más

En esta parafilia, a las personas les gusta morder o ser mordidos. A diferencia de la hematofilia, en este caso no se llega al placer por chupar sangre.

¿Y tú qué parafilia disfrutas?

Comentarios

comentarios

Arriba