Deportes

Michael Phelps consigue su medalla de oro número 21 tras ganar en 4 x 200 libres

Las hazañas de Michael Phelps en los Juegos Olímpicos continuaron en aumento el martes, cuando el nadador más condecorado de la historia ganó su vigésimo primera medalla de oro al recuperar su título en los 200 metros mariposa y conquistar con Estados Unidos los relevos de los 4×200 libres.

Con estas victorias, el nadador sumó su vigésimo quinta medalla olímpica, ya que además cuenta con dos platas y dos bronces. Phelps ya había subido al podio de Río el domingo al ganar con su país el oro en la posta 4×100 estilo libre.

Pero la húngara Katinka Hosszu no se quedó atrás y conquistó su tercer oro en los Juegos de Río al imponerse en la prueba de los 200 metros combinados con un récord olímpico.

En una noche de emocionantes finales, Phelps recuperó el título que había perdido en Londres 2012 al ganar, aunque por centésimos, los 200 metros mariposa. Quien lo había desbancado cuatro años atrás, el sudafricano Chad Le Clos, quedó cuarto.

Phelps tocó la pared al minuto y 53,36 segundos delante del japonés Masato Sakai (1:53.40), de 21 años, quien cobró impulso en las últimas brazadas. El húngaro Tamas Kenderesi se quedó con el bronce con marca de 1:53.62.

Una hora después de luchar contra las lágrimas en el podio, el estadounidense cerró los relevos de su país en los 4×200 libres en 7 minutos y 0,66 segundos, casi tres segundos por delante de Gran Bretaña (7:03.13), luego de que Ryan Lochte, otro medallista olímpico, sacara hasta dos cuerpos de ventaja en el tercer relevo.

Japón sorprendió superando a Australia, tradicional potencia en la piscina olímpica, para quedarse con la medalla de bronce con un tiempo de 7:03.50.

Antes del vigésimo oro de Phelps, Hosszu, de 27 años, bajó el récord olímpico que había marcado en las series preliminares de los 200 metros combinados el lunes tocando la pared a los 2 minutos y 6:58 segundos.

La británica Siobhan-Marie O’Connor fue plata con 2:06.88 minutos, mientras que el bronce quedó en manos de la estadounidense Maya DiRado, quien terminó la prueba en 2:08.79 minutos.

Hosszu, que compite en sus cuartos Juegos Olímpicos, había ganado el oro el lunes en los 100 metros espalda, dos días después de haber quedado en lo más alto del podio en los 400 metros combinados, prueba en la que marcó un récord mundial.

La húngara podría ganar cuatro oros ya que también le quedan por delante los 200 metros espalda, prueba que se definirá el jueves.

Katie Ledecky ganó el primer oro de la noche para Estados Unidos al vencer en los 200 metros libres para sumar su segunda medalla dorada en los Juegos de Río y quedar en carrera para una inusual tripleta.

La sueca Sarah Sjostrom, que estuvo cabeza a cabeza con la estadounidense en los últimos 25 metros, se quedó con la medalla de plata y la australiana Emma McKeon, que había liderado el comienzo de la prueba, con el bronce.

Ledecky, de 19 años, añadió su oro a la conquista en los 400 metros libres del domingo y la medalla de plata en los relevos 4×100 libres el día anterior. Domina su evento final, los 800 metros libres, que ya ganó en Londres 2012.

“Esa fue realmente una carrera dura y me duele todo”, dijo Ledecky tras la prueba. “Estoy bastante segura que es lo más cerca que estuve de vomitar en medio de una carrera. Estoy tan feliz de haber tocado el muro primero”, agregó.

En medio de las finales, el japonés Ippei Watanabe, de 19 años, marcó un récord olímpico en las semifinales de los 200 metros pecho con un tiempo de 2:07.22, batiendo el registro del húngaro Daniel Gyurta de 2:07.28 establecido en Londres 2012.

Comentarios

comentarios

Arriba