Internacional

OEA suspende sesión sobre Venezuela; México pide actuar con urgencia

La Organización de Estados Americanos (OEA) suspendió por consenso la reunión de consulta de cancilleres sobre Venezuela ante la falta de acuerdo sobre las dos propuestas de declaración presentadas, encuentro en el que naciones como Bolivia, Ecuador y Nicaragua refrendaron su apoyo al presidente Nicolás Maduro.

Al presentar la propuesta, el ministro de Relaciones Exteriores de Bahamas, Darren Henfield, argumentó que una solución de consenso era posible, por lo que pidió reanudar el encuentro en una fecha por definir, pero antes de la realización de la Asamblea General de la OEA que se realizará del 19 al 21 de junio en Cancún, Quintana Roo.

El planteamiento fue respaldado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay. Al respecto, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, destacó que los cancilleres buscan construir una ruta para llegar a un texto de consenso.

“Lo que hemos acordado es construir una ruta, construir consenso; lo que hemos acordado es que nos vamos a poner de acuerdo, el grupo de países del Caricom han presentado una resolución, un grupo de países de los que estamos aquí hemos presentado otra y hemos expresado mutuamente que existe la voluntad para llegar a un texto de consenso”.

Durante la sesión, el encargado de la política exterior subrayó que la comunidad internacional debe actuar con urgencia ante la “aguda polarización” que se registra en la nación sudamericana y destacó que el principio de no intervención no se debe de utilizar para esconder la alteración del orden democrático.

“La aguda polarización que hemos observado en los últimos dos meses, aunada al recrudecimiento de la violencia, que desde el primero de abril de 2017, ha dejado un creciente número de muertos y cientos de heridos, nos obliga a todos a actuar con urgencia. México como defensor invariable del principio de no intervención, sostiene que este principio no debe ser invocado para justificar o esconder alteraciones al orden democrático en el hemisferio, y menos aún para eludir responsabilidades en materia de derechos humanos o al respeto al Estado de Derecho”.

Luego de la crítica que hizo la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, quien calificó de “infames e inmorales”, las declaraciones que hizo Videgaray Caso el pasado martes; el funcionario mexicano subrayó que México se abre al mundo para enfrentar sus retos y manifestó que la exclusión no contribuye a la solución de los problemas.

“México enfrenta retos en materia de pobreza, desigualdad y las grandes consecuencias de la violencia que genera el tráfico internacional de drogas y el crimen organizado. Frente a estos grandes desafíos nuestro país se abre al mundo, para enfrentarlos y superarlos entendiendo siempre al escrutinio internacional como un poderoso instrumento de cambio. Por ello, creemos que ni la negación de los problemas, ni el aislamiento o la autoexclusión de la OEA ayudarán a Venezuela a la solución de la situación actual”.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Fernando Huanacuni Mamani, criticó la postura de la OEA y de su secretario general, Luis Almagro, a quien acusó de generar un ambiente de conflictividad.

En esta reunión, los cancilleres discutirían dos proyectos de resolución; el primero presentado por la delegación de Perú y a la que acompañan Canadá, Estados Unidos, México y Panamá, quienes llaman al gobierno venezolano para cesar la iniciativa de una Asamblea Constituyente y poner fin a la violencia.

El segundo proyecto fue presentado por la comunidad de países miembros del Caribe, agrupados en el Caricom, cuyo punto central está dedicado a conminar al gobierno de Nicolás Maduro a reconsiderar su salida de la OEA anunciada a finales de abril de este año.

Comentarios

comentarios

Arriba