Octavio Tintos

Piden diputados del PRI sanción para alcalde de Cuauhtémoc

 

La fracción parlametaria del PRI en el Congreso del Estado exhortó, en voz del diputado Octavio Tintos Trujillo, al Congreso y a la Comisión de Responsabilidades para que actúen con extricto apego a la ley, con imparcialidad, neutralidad y objetividad; en el tema de la sanción que habrán de imponerle al presidente municipal de extracción panista del municipio de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza Godínez, por haber violado la normatividad electoral durante la pasada campaña a gobernador del estado.

“No por tratarse de un servidor público del partido que tiene la mayoría en el Congreso se le aplique la ley con parcialidad y que tampoco se actúe en complicidad con el Presidente Municipal de Cuauhtémoc, siendo parte de un fraude a la ley,  como ya lo dijo la Sala Regional Especializada”.

Tintos Trujillo agregó, que el hecho de pedir licencia para separarse del cargo no es permisible participar en eventos de proselitismo político en favor de determinado candidato. Porque el cargo de Presidente Municipal es permanente, aun cuando obtenga licencia temporal para separarse del ejercicio de sus funciones, y más como en el caso de que se trata, se configura con su conducta el ejercicio indebido de la función pública, que implica un fraude a la  Constitución Federal, a la  ley electoral y a la Ley del Municipio Libre o un abuso del derecho, debido a que con base en el ejercicio de un supuesto derecho a gozar de licencia para ausentarse de sus funciones, con su ilícito proceder pretendió evadir el cumplimiento de la restricción constitucional señalada en el artículo 134 Constitucional.

Recordó que como parte de los sucesos que se presentaron a lo largo de la pasada campaña se tuvieron hechos muy especiales como fue la solicitud de licencia de diversos Presidentes Municipales para separarse del cargo y participar o mejor dicho, para hacer campaña a favor de determinado candidato. “Circunstancia que por disposición Constitucional y legal, tanto federal como local, está prohibida en su calidad de Presidente Municipal, aún con licencia, hacer campaña a favor de determinado candidato, por virtud de la violación al principio de imparcialidad en el uso y aplicación de los recursos públicos”.

“Es así como se documentó el caso de Rafael Mendoza Godínez alcalde de Cuauhtémoc que pidió licencia para participar activamente en la campaña de Jorge Luis Preciado Rodríguez e influir en el ánimo del electorado mediante coacción y amenazas de que si no se votaba por Jorge Luis Preciado Rodríguez no habría los apoyos sociales que se requerían, condicionando la entrega de programas gubernamentales, inclusive de carácter social, lo que constituye una agravante, si no se votaba por el candidato del PAN”.

Cabe recordarque el PRI presentó una denuncia ante el Instituto Nacional Electoral por violaciones al principio de imparcialidad en el uso y aplicación de los recursos públicos que están bajo su responsabilidad en favor de determinado candidato, como fue el caso de Jorge Luis Preciado Rodríguez, entonces candidato a gobernador por el PAN. En esta denuncia se documentó que el Presidente Municipal de Cuauhtémoc transgredió la ley, pues realizó una serie de hechos que violan la normatividad electoral, como es la Constitución Federal, la Constitución Local, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, el Código Electoral del Estado y la Ley del Municipio Libre del Estado, que constituyen violaciones al principio de imparcialidad en el

uso y aplicación de los recursos públicos que están bajo su administración y mando, toda vez que se acreditó su participación de manera activa en la organización y desarrollo de actos de proselitismo político de manera abierta y públicamente durante el período de campaña en favor del candidato a la gubernatura del Estado por el Partido Acción Nacional.

Su participación en eventos proselitistas los realizó en su calidad de Presidente Municipal, siendo que a pesar de gozar de licencia temporal, así lo manifestó expresamente en cada evento de proselitismo en que participó abierta y públicamente, lo cual constituye violaciones a la normativa electoral, toda vez que por su calidad de servidor público y máxima autoridad en el Municipio, se encuentra legalmente impedido para realizar campaña política a favor de determinado candidato o partido político, bajo el entendido de que tiene la obligación de aplicar con imparcialidad los recursos públicos que se encuentran bajo su responsabilidad, sin influir en la equidad de la competencia entre los candidatos y los partidos políticos, situación por la que ha violado flagrantemente la ley.

Es de precisar, que en cada uno de los eventos en que participó Rafael Mendoza Godínez solicitó el voto a favor de Jorge Luis Preciado Rodríguez, señalando que sólo con Jorge Luis a Cuauhtémoc le iría bien, que sólo con él se iban a poder emplear programas de entrega de becas, calzado, uniformes y transporte gratuito para estudiantes; y en caso de no ganar su amigo candidato, esos programas no serían una realidad, condicionando así a través de la coacción y la presión el voto a la ciudadanía de Cuauhtémoc.

La Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en la sentencia dictada al expediente SRE-PSD-6/2016 el pasado jueves 04 de febrero, a través de la cual los magistrados integrantes de la citada Sala Regional determinaron que el Presidente Municipal de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza Godínez asistió y participó en eventos de proselitismo político a favor de Jorge Luis Preciado Rodríguez, entonces candidato a gobernador del PAN, acreditándose la violación al principio de imparcialidad establecido en el artículo 134 de la Constitución Federal, por lo cual emitió el siguiente resolutivo TERCERO “Se ordena dar vista al Congreso del Estado de Colima, con motivo de la responsabilidad de dicho Presidente Municipal; con copia certificada de la presente resolución, así como de las constancias que integran el expediente en que se actúa, para que en el ámbito de sus atribuciones proceda conforme a derecho.

Finalmente Octavio Tintos señaló, “La responsabilidad del Presidente Municipal de Cuauhtémoc  ya quedó acreditada y determinada por la Sala Regional Especializada del máximo Órgano Jurisdiccional Electoral del país, por lo que este Congreso debe abocarse a determinar la sanción correspondiente, la cual, debe ser objetiva, imparcial y acorde a la conducta realizada”.

Comentarios

comentarios

Arriba