Agro

Produce Chihuahua mil toneladas de orégano al año

En el estado de Chihuahua, se cosechan mil toneladas de orégano al año, mismas que están destinadas al control biológico de enfermedades en agricultura, como conservador de alimentos y como saborizante o condimento para consumo humano.

En todo el desierto y semi desierto de Chihuahua, nace el orégano de manera natural, razón por la que se ha convertido en una fuente económica importante para la región centro y sur del estado, informó el investigador, Ramón Silva Vásquez.

En la entidad hay 50 hectáreas comerciales de orégano, con tres variedades seleccionadas para la producción de aceite de los que Chihuahua vende 360 litros por año.

La asociación de Oreganeros del Sur de Chihuahua, vende su producto a distribuidoras en Saltillo y Monterrey, mismos que lo colocan en todo el país en muchos casos no como condimento, sino como una alternativa orgánica o natural para prevenir enfermedades propias de la agricultura.

El contenido antimicrobiano del orégano previene enfermedades en las plantaciones de chile, manzano y nogal, evitando enfermedades tales como la mancha bacteriana, la producción texana y la mancha de fuego.

Son precisamente las propiedades antimicrobianas y alto contenido de antioxidantes en la planta, lo que le otorga un uso menos conocido.

Luego de varios años de investigación por parte de especialistas de la facultad de Zootecnia y de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de Chihuahua (Uach), se probó que el orégano que nace de manera natural en tierras de esta entidad, combate y previene microbios, tanto de enfermedades propias de la agricultura como de las que se presentan en pollos y pavos.

Lo anterior, según lo informó Ramón Silva Vásquez, quien experimentó el uso de su derivado en aceite en mil 400 pavos y 162 pollos para descubrir que es un promotor de crecimiento en la producción de este tipo de carne, y que previene y combate enfermedades en estos animales.

Silva Vásquez, el experimento se realizó con pavos de la línea genética Orlopp de un día de edad y los que crecieron con aceite de orégano adicionado a su dieta diaria, presentaron un crecimiento mayor a los que tuvieron una dieta ordinaria, por lo que comercialmente se logró un mejor rendimiento en la canal.

En el caso del pollo, se efectuó con la raza Ross, de un día de edad, distribuidos al azar en jaulas metabólicas donde a la tercera parte de los animales se les administró aceite de orégano y al realizarles exámenes de perfil sanguíneo, se encontró que disminuyó el colesterol y triglicéridos por lo que también se probó una eficiencia en producción de carne de pollo, libre de colesterol para el consumo.

Silva Vásquez resaltó que en la producción de carne de pollo y pavo, se utilizan de manera indiscriminada los antibióticos tanto para prevenir como para atacar enfermedades, situación que ha generado en los animales resistencia a medicamentos, especialmente utilizados en profilaxis.

En la carne de ave para consumo humano, se han encontrado residuos de fármacos lo cual representa un riesgo para la salud pública, por lo que es necesario crear alternativas naturales tanto para la prevención como para el combate de enfermedades.

La investigadora, realizó también una estancia en la Universidad del Estado de Oklahoma, donde determino el alto contenido de antioxidantes en el aceite de orégano, razón por la que dijo, para el consumo humano, es una alternativa novedosa.

Silva Vásquez sostiene que uno de los mayores problemas actuales de salud son las enfermedades cardiovasculares que constituyen la primera causa de morbilidad y mortalidad a nivel mundial y nacional, por lo que se deben diseñar y producir alimentos libres de colesterol y adicionadas con antioxidantes que proporciona el orégano.

Por su parte, la investigadora de la facultad de Ciencias Químicas de la Uach, Virginia Nevárez Moorillón, luego de varios estudios, encontró que el aceite de orégano es una alternativa para conservar alimentos de manera natural, sin necesidad de usar conservadores químicos, extiende la vida de anaquel de los productos, es decir, se pueden conservar por más tiempo antes de que se venza su fecha de caducidad.

Información cortesía de El Diario de Chihuahua

 

Comentarios

comentarios

Arriba