Opiniones

Una buena señal

Bitácora reporteril por César Barrera Vázquez (@reportero88cbv) 

La momentánea detención de Rigoberto Salazar, y su posterior traslado a las instalaciones del Cereso de Colima, es una buena señal de que la justicia debe prevalecer ante todo.

Era incongruente, en ese sentido, que una elección a gobernador se anulara y que el causante de esto –violando la ley–no fuera puesto ante las instancias de justicia correspondientes.

Ahora el otrora coordinador de los diputados del PRI en el congreso del estado y ex secretario de Desarrollo Social durante el gobierno anguianista,  deberá enfrentar las consecuencias de sus actos:  someterse a un proceso legal justo, imparcial y que determine su culpabilidad o inocencia.

Si Rigoberto Salazar es inocente, que salga libre, pero si es culpable, una manera justa de resarcir su daño a la sociedad es que reintegre, con su lana, los más de 20 millones de pesos que costó el proceso electoral extraordinario.

Dos puntos

Como lo adelantamos la semana pasada, Luis Ladino es coordinador de la bancada panista en el congreso del estado. Con esto, se consolida una parte estratégica del plan de  Jorge Luis Preciado para el 2021. Sin embargo, vamos a ver cuántos alcaldes y legisladores de extracción panista  sacrifican su visión de gobierno y su compromiso con los ciudadanos para impulsar un proyecto personal.

Comentarios

comentarios

Arriba