Nicolás Contreras

#SinTapujos: Vamos adelante por el bien de Colima

“Hay gente que gasta demasiado tiempo buscando a quienes culpar, demasiada energía encontrando excusas para no ser lo que podrían ser y no suficiente tiempo corriendo riesgos, aprendiendo del pasado y tomando el control de sus vidas”
J. Michael Straczynski

¡VAMOS ADELANTE POR EL BIEN DE COLIMA!

El pasado jueves se aprobó una de las leyes más trascendentales para nuestro Estado: la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público del Estado de Colima, la cual busca entre otras cosas, el brindar un mayor control y transparencia en este tipo de actividades.

Lamentablemente para esta sesión no se contó con la asistencia de todos los diputados pues faltó la diputada Graciela Larios del Partido Revolucionario Institucional y los 10 diputados del Partido Acción Nacional, argumentando estos últimos en voz de su coordinador que dicha inasistencia obedecía, entre otras causas, a la falta de tiempo para conocer y analizar la referida ley.

Suponiendo sin conceder (como suelen decir los abogados) esta situación, dicho desconocimiento sería en todo caso por culpa de los mismos diputados de Acción Nacional, pues de acuerdo a los datos que obran en la página web y en los archivos del Congreso del Estado, la propuesta de ley del Ejecutivo, fue turnada desde el 05 de mayo de este año mediante oficio No. DPL/386/016 a la Comisión de Estudios Legislativos y Puntos Constitucionales y a la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Fiscalización de los Recursos Públicos, para efectos de su análisis, estudio y dictamen correspondiente, comisiones que hasta el día 30 de agosto, fueron presididas por los diputados Alejandro García (Hacienda) y Gabriela Sevilla (Estudios legislativos).

Dichos diputados incurrieron a su vez en una flagrante violación a lo dispuesto por el artículo 92 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo que señala que los asuntos que les sean turnados a las comisiones deben dictaminarse por escrito: “en un plazo no mayor de 30 días hábiles contados a partir del día siguiente de recibir los expedientes respectivos”, los cuales transcurrieron en demasía sin que se hubiera cumplimentado con tal obligación, situación que espero también sea valorada por quienes afirman estar en contra de las violaciones a la ley orgánica del congreso.

Es importante el señalar que se tienen registros de que hubo al menos dos sesiones de las mencionadas comisiones (incluso una fue antes de los cambios realizados) donde dicho tema fue analizado por sus integrantes, por lo que resulta extraño que argumenten falta de tiempo para conocer un documento que durante mucho tiempo tuvieron en su poder y se negaron a dictaminar.
No deja de ser irónico el que su coordinador expresara como una de las justificaciones para faltar a la sesión que: “no hay asuntos de notoria urgencia”, con lo que muestra su desdén hacía el tema de la ley de adquisiciones y la reforma para la prohibición del matrimonio infantil.

Finalmente se acusa de manera irresponsable y falsa al Grupo Parlamentario “Nuestro Compromiso por Colima” de ser comparsa y servilista con el Gobernador, siendo precisamente estas expresiones una muestra de la inmadurez política de su coordinador quien al parecer no tiene un concepto claro sobre lo que es la “institucionalidad”, la “democracia” y el “equilibrio de poderes”.

Estar en la sesión de ninguna manera los convierte en “cómplices de aprobar la Ley de Adquisiciones” según se refiere el coordinador, pues por el contrario, es precisamente en la tribuna legislativa el lugar adecuado para esgrimir esos razonamientos jurídicos o lógicos que le permitan defender su postura de que esta ley fue hecha “a modo del ejecutivo”, de lo contrario no son más que especulaciones sin fundamento para buscar defender y justificar su postura antidemocrática.

Es falso que la ley aprobada sea “a modo del Ejecutivo”, también mienten quienes dicen que se aprobó tal y como la mandó el Gobernador, pues la misma sufrió diversas modificaciones algunas de las cuales fueron propuestas por el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, de lo cual existe evidencia.

Reitero una vez más el llamado a mis compañeros diputados para actuar con un verdadero sentido democrático, con responsabilidad e institucionalidad más allá de siglas partidistas e intereses personales, la sociedad demanda un Poder Legislativo maduro y activo que sea capaz de lograr los mejores beneficios para los colimenses libre de fobias políticas.

Comentarios

comentarios

Arriba